viernes, 28 de diciembre de 2012

Una obra de arte gratis


Hace apenas unas semanas que el Gobierno de Canarias ha vuelto (a través del minero mayor del reino, Domingo Berriel), a insistir en que, en breve, "confía en convocar un nuevo concurso para Tindaya". Después de robarnos más de 30 millones de euros -que nunca recuperaremos- estos desaprensivos quieren seguir viviendo por encima de nuestras posibilidades. La obra, es decir, el agujero, es irrealizable y, no lo duden, ellos lo saben. Pero, aunque de puertas afuera aseguren que el intento de agujerear la Montaña de Tindaya no costará un euro público más, en los despachos institucionales y empresariales se vuelven a frotar las manos. El faraonismo parece haber muerto en todos lados menos en Canarias. Pero, incluso aquí, estos intentos megalómanos son los últimos coletazos de un sistema corrupto en estado terminal. Los suspiros postreros de un animal que muere matándonos.

Por si a estas alturas alguien todavía no lo sabe, le informamos que el agujero imposible de Tindaya consiste en un cubo de cincuenta metros de lado con dos aperturas en su techo para que la luz del sol quede atrapado en su interior. En esencia, se trata de cobrar, destruyendo y privatizando nuestra naturaleza, por ver lo que tenemos, todos los días, ante nuestros ojos. En el siguiente vídeo, Jo Hammer nos regala un minuto y cuarenta y cinco segundos de arte natural. El monumento ya existe, por mucho que se empeñen en suplantarlo, los faraones, por un monstruo con derecho de admisión.


video

sábado, 15 de diciembre de 2012

Vamos a sortear un empresario

(Viñeta de El Roto)
Por estas fechas navideñas y dadas las consabidas penurias por las que están pasando tantas y tantas personas que vivieron por encima de sus posibilidades (y miren que se les advirtió), la Asociación de Personas Excluidas Antes De Afectar al Sistema (APEADAS), ha recurrido al ingenio para que usted, paria del mercado, pueda superar su depresión presuicida y recuerde que el dinero no lo es todo en la vida. La oferta que planteamos, inmejorable, es sobre todo una respuesta agradecida al sorteo de un puesto de trabajo de peón que la Asociación de Empresarios del Casco Histórico de Santa Cruz de La Palma ha impulsado entre los consumidores de sus establecimientos.

El empresario seleccionado, objeto del sorteo, reúne todos los requisitos que harán las delicias de cualquier currante o parado de larga duración: ha evadido capitales, ha defraudado a Hacienda, ha sido un maestro en el uso de la RIC, ha practicado el acoso laboral, ha financiado campañas políticas, ha sido agraciado en numerosos concursos públicos, se ha beneficiado de la compra de inmuebles en las subastas de los desahucios bancarios. Es limpio, huele caro y repite, sin que nadie se lo pida, que nunca nadie le ha regalado nada. Nuestro empresario, además, tiene la certificación de empresario parásito expedida por el Gobierno de Canarias y el Cabildo de La Palma.

No podrá rechazar la oferta: por cada euro que usted deba al banco tendrá derecho a un numerito; dos, por cada día explotado por su patrón durante su vida laboral (si es que la ha tenido); tres por cada día que lleve en el paro. Habrá una oferta especial para los colectivos más desfavorecidos: si usted es una persona afectada por la Ley de Dependencia en Canarias o un inmigrante sin tarjeta sanitaria, dadas las escasas posibilidades de que disfrute del regalo, le regalamos cinco numeritos. La medida no reactivará el consumo pero generará expectativas y confianza que a lo mejor afectan a la prima de riesgo en algún paraíso fiscal.

Y si usted es la persona agraciada, usted podrá aplicarle -quedando exento de las tasas judiciales-  la Ley de la Reforma Empresarial: despídalo, exprópielo, cooperativícelo, humanícelo, úntelo con sudor ajeno.  Dada su fragilidad se recomienda que no se use con ensañamiento, manténgalo al margen de sus adicciones bursátiles. Descodifíquelo e incorpore en su cerebro palabras hasta entonces desconocidas para él: sensibilidad, reparto de beneficios, derechos. Trátelo con cariño, nunca jamás tuvo un objeto tan preciado. Explíquele con detenimiento cómo es el complejo mecanismo que hace funcionar un sacho: es bastante probable que cuando empiecen las clases prácticas le confiese los datos de su caja B. Si se resiste, contrátelo de peón por 748 euros al mes, durante seis meses, para que deje limpio el casco histórico de cualquier atentado a la dignidad humana. Es un curro, pero es lo que hay.

jueves, 29 de noviembre de 2012

Fuera del sistema


Alessandro es italiano, al menos eso pone su identificación oficial. Porque Alessandro es, antes que nada, una persona, una buena persona. Jubilado por una enfermedad crónica, lleva dos años viviendo en Fuerteventura. Y viviendo, en el caso de Alessandro, significa compartiendo. Podía, el bueno de Alessandro, haberse dedicado a contemplar la vida desde su retiro, disfrutar del clima que no encuentra en el norte de Italia, tumbarse en una hamaca y desentenderse del sitio donde vive. Como hacen otros extranjeros, como hacen muchos españoles, como hacen muchos canarios. Tumbarse al sol y quedarse quieto como un lagarto. No es una mala opción: es cómoda, genera pocas frustraciones y permite que nos enteremos de lo que pasa en nuestra tierra a través de los medios sin necesidad de estar cogiendo muchos nervios. Pero Alessandro se trajo consigo a Fuerteventura su conciencia en vez de dejarla esquiando en los Alpes. Y lo mismo está en una concentración en defensa de Tindaya que luchando contra Repsol; lo mismo apoya a una persona en huelga de hambre que reivindica la recuperación de 4.200 hectáreas para Fuerteventura, usurpadas en 1976 para que el ejército español juegue a la guerra. En fin, Alessandro es muchas cosas, salvo un turista sanitario. Pero al muy desaprensivo no se le ocurrió otra cosa que nacer en Italia.

Hace un mes este italiano desinquieto solicitó consulta con su médico de cabecera. Se la dieron y el día señalado acudió a su centro de salud, preguntó en ventanilla, comprobaron sus datos y le dijeron: "Los sentimos: está usted fuera del sistema". Lo mandaron a las oficinas de la Seguridad Social de Puerto Cabras y allí le dieron, como única información, una fotocopia según la cual formaba parte de las personas afectadas por el Real Decreto Ley 16/2012, las que ya no tienen derecho a la asistencia sanitaria pública. A Alessandro le pasa esto por ser italiano, pero le hubiese pasado lo mismo si hubiese sido colombiano, marroquí, saharaui, alemán o paraguayo. Salvo que cotices o tengas un trabajo, si eres extranjero ¡estás fuera del sistema!

Alessandro es una entre las 5.380 personas que, solo en Fuerteventura y según cifras oficiales, se ha quedado sin cobertura médica desde el 1 de septiembre. Se desconoce el número total de personas afectadas en Canarias. Un día antes de la aplicación del Decreto-Ley el portavoz del Gobierno de Canarias manifestó que el Servicio Canario de Salud "no dejará de atender a nadie que lo necesite y que no tenga recursos", por lo que seguirá prestando atención sanitaria tanto a las excepciones que incluye el decreto, como a las personas que cumplan con el requisito de carecer de recursos económicos y tener la necesidad de ser atendidas por la sanidad pública. El Gobierno de Canarias no permitirá que nadie que necesite ser atendido y no tenga recursos económicos no reciba esa atención". El Ejecutivo canario considera que la salud es "un derecho fundamental y universal, no como una declaración retórica sino como un factor básico de cohesión social" (La Provincia, 31 de agosto). Esta sí es una declaración retórica, básicamente por dos razones. Primero, porque para el Gobierno de Canarias, por poner un ejemplo, un programa televisivo casposo, rancio, insufrible, como ¡Viva la fiesta! también es un factor básico de cohesión social ("La Radio Televisión Canaria es un elemento fundamental en favor de la cohesión social y territorial": Paulinorivero.com, Post del 26 de abril) y, segundo, porque es una solemne mentira y el Gobierno de Canarias está aplicando la norma que liquida el derecho a una sanidad universal al pie de la letra.

Por si no fuese suficiente ilustrativo el caso de Alessandro, el siguiente es un mapa elaborado por Médicos del Mundo. Las Comunidades Autónomas que aparecen en verde son las que no están aplicando el Decreto-Ley; las que están en amarillo han arbitrado alguna medida administrativa para garantizar la asistencia sanitaria a todas las personas; las de color rojo, entre las que se incluye Canarias, han dejado sin este derecho a las personas afectadas por la nueva norma. Canarias es, además, la única de entre las que están aplicando el Decreto que no está gobernada por el PP.
Esta tierra, gracias a sus gobernantes, lidera las estadísticas sociales negativas del Estado: mayor tasa de paro, mayor índice de pobreza, mayor fracaso escolar, salarios más bajos, mayores listas de espera sanitarias, régimen electoral menos democrático, mayores beneficios fiscales para la patronal. Y ahora también líderes en insolidaridad. Una tierra única donde los excluidos han sido, como virus, definitivamente expulsados del sistema. 

viernes, 9 de noviembre de 2012

Ave, César, Maxorata te saluda


Desde hace veinte años aproximadamente un grupo de arqueólogos y profesores universitarios -conocidos informalmente como el movimiento zanatista- se ha empeñado en demostrar que la prehistoria canaria tiene su explicación en las culturas mediterráneas, principalmente fenicias, púnicas y romanas. Según sus hipótesis, la primera colonización de este archipiélago vendría dada por un desembarco de poblaciones norteafricanas traídas con una finalidad económica: la explotación de los recursos insulares en beneficio de aquellas culturas mediterráneas. De esta forma no solo el poblamiento inicial sino su organización social posterior vendría marcado por su vínculo con las culturas de la cuenca mediterránea y, por lo tanto, europeas. La hipótesis, por antonomasia, tiene la validez que tienen todas las hipótesis pero su refrendo solo lo puede aportar la demostración.

En estos veinte años el grupo zanatista ha buscado y rebuscado evidencias que pudieran demostrar sus hipótesis. Han contado para ello con el favor institucional que, traducido en canario, significa dinero. Desde la presentación al mundo de su acto fundacional -la denominada piedra zanata, una piedra descontextualizada de su entorno arqueológico con serias sospechas de que bien pudiera ser un fraude-, a la realización de la exposición Fortunatae Insulae; Canarias y el Mediterráneo, organizada por el Museo Arqueológico de Tenerife que costó una purriada de millones de pesetas en el año 2004. Sorprende la facilidad con que el movimiento zanatista obtiene las bendiciones para realizar excavaciones arqueológicas en una tierra cuyas instituciones -como en el caso de Fuerteventura- tienen abandonados a su suerte a cientos de yacimientos y que no han sido capaces siquiera de declarar Bien de Interés Cultural a la Montaña de Tindaya y protegerla como se merece. Pero más sorprende la capacidad del grupo zanatista de levantar nuevas hipótesis tras leves sondeos visuales sobre algunos restos arqueológicos, convocando a los medios de persuasión y acompañados de representantes de la casta política que se apuntan a una foto como lapa al bajío.

El problema principal del movimiento zanatista es que intenta adaptar cualquier evidencia arqueológica a sus hipótesis en un forzado ejercicio de dudoso rigor científico. Así, en su afán de que Europa nos acoja en su Historia Antigua, el zanatismo está reinterpretando la historia pre-europea canaria (que de esa manera dejaría de ser pre-europea) de forma muy sui géneris: las pintaderas ya no los son, los pozos del Rubicón no son normandos, una estructura de piedras se convierte en todo un almacén para la exportación, las casas aborígenes de Gran Canaria se trasmutan en adaptaciones canarias de los hipogeos fenicios, los grabados rupestres de barcos en pruebas evidentes de que los mediterráneos estuvieron asentados en Canarias durante siglos y las salinas de la Punta de Rasca en Tenerife o las de Lanzarote en industrias al servicio de la madre patria europea. El caso más singular de la osadía zanatista fue divulgar la posibilidad de que una roca en el fondo de un barranquillo en el municipio tinerfeño de El Tanque albergaba el grabado rupestre de un toro. El animal, por muchas perras de vino que uno se pudiera tomar para contemplarlo, es imperceptible, ya que en realidad son las marcas de una moderna pala mecánica, a lo mejor traída desde el mediterráneo en un container, pero poco fenicia. No le va a la zaga la disparatada interpretación de las aras de sacrifico de La Gomera que el zanatismo quiso convertir en  atalayas desde las cuales los vigías gomeros escudriñarían la mar en busca de los atunes que luego se salarían en invisibles salinas o se tratarían en inexistentes factorías.

Buscar pruebas para confirmar las hipótesis es un trabajo arduo que muchas veces la realidad nos niega. Pero la honestidad en los planteamientos y en los métodos es crucial para la ciencia. Durante las Jornadas de Estudio de Lanzarote y Fuerteventura de 2011 se expusieron por parte del movimiento zanatista los resultados de dos excavaciones realizadas en Fuerteventura que bien pudieran denominarse En busca de las vasijas perdidas. En ambas excavaciones se encontraron algunos fragmentos de cerámicas de presumible procedencia mediterránea. Lo curioso es que en su búsqueda se descarta todo vestigio de innegable adscripción aborigen. En el caso de Lomo Lesque (Puerto Cabras) el yacimiento sufrió un evidente deterioro debido a la excavación y entre los restos de la tierra extraída (y amontonada como material de desecho) son perceptibles a simple vista decenas de fragmentos de cerámica de factura majorera pre-europea. En el caso de El Junquillo (Antigua) los fragmentos de cerámica aborigen se cuentan por centenas solo con una leve prospección de su superficie. Tales resultados, lejos de reforzar el vínculo de los mahos con el mundo norteafricano, se revelan para los zanatistas como evidencias inequívocas de la presencia mediterránea en Canarias aunque la proporción encontrada de cerámica hecha con torno sea de 1/10.000.


Nadie discute que barcos procedentes del Mediterráneo recalaron en Canarias en la antigüedad. Es probable que, ocasionalmente, se hayan producido intercambios esporádicos con otras culturas. Pero hasta el momento, y van ya veinte años de intentos, no existe ninguna prueba documental ni arqueológica que justifique que hubo asentamientos permanentes de culturas mediterráneas en las islas antes de la conquista castellana ni que las poblaciones bereberes llegadas a Canarias trabajasen -no se sabe con qué beneficio- para aquellas. Así todo, el reciente descubrimiento en la Isla de Lobos de restos de cerámica de posible adscripción romana junto con restos de moluscos ha dado pie, nuevamente, a divulgar sin ninguna certeza científica toda una teoría de explotación económica de los recursos insulares. La prudencia, desde luego, no es una cualidad de la que hagan gala los zanatistas. Se puede entender que la clase política se apresure a reconocer nuestro pasado romano porque, al fin y al cabo, son los herederos de clase de los patricios; se puede comprender que los titulares periodísticos busquen el sensacionalismo más banal porque en eso se ha convertido el periodismo de empresa. Pero que desde las universidades se vendan hipótesis hasta ahora indemostrables como verdades históricas es una irresponsabilidad que en los tiempos romanos sería castigada con trabajos forzados en las galeras.

martes, 30 de octubre de 2012

El señor de los pajaritos


Ocurrió hace dos semanas durante la inauguración oficial de una exposición de canarios de los que vuelan. El Presidente ultraperiférico fue poseído por algún ente paranormal, de ahí que no encontremos explicación racional para su enternecedor discurso. En las redes sociales se apuntan razones más prosaicas: ¡Este estaba fumado!; Paulino... pásame un poco de eso; sin duda estaba asoliado; está bueno el vino de este año ¿eh presi?; ¡ya sé quién me quitó los parches de morfina!; todavía está bajo los efectos de la anestesia de su última operación; y así cientos de comentarios colgados en la red en busca de una respuesta cabal, una anónima muestra de la preocupación de los canarios que no vuelan, por entender al presidente que guía sus destinos.

Paulino, en sus años de presidencia, ha dado muestras más que suficientes de su amor a los animales. Entendiendo que se trata de un asunto de máxima prioridad, el presidente no ha dudado en agarrar el helicóptero y plantarse en ferias de ganado, en exposiciones de perros bardinos, en sueltas de tortugas bobas, en apañadas de cabras, en yuntas de burros majoreros, en actos de liberación de pardelas desorientadas. Pero, que nos conste, en ninguno de esos actos llegó tan lejos como en esta exposición de canarios de postura. Y es que hay veces que el político no puede contener al ser humano que habitó algún día en sus entrañas y una escena bucólica, como unos canarios de postura revoloteando en sus jaulas, despierta algún recuerdo o algún trauma infantil, o termina desenredando algún laberinto onírico atrapado en su subconsciente. Entonces los sentimientos se desparraman, los ojos se enturbian y la oratoria fluye libre porque es el corazón el que habla.

Paulino, en este discurso inolvidable, dijo verdades como templos. Es posible que todo quede sintetizado para la posteridad en la frase No hay nadie más sensible, más solidario, que aquellas personas que están enamoradas y cuidan a los pajaritos. La contundencia y musicalidad de la sentencia hace que su reverberación en nuestros cerebros anule otras partes de la alocución. Pero a Paulino, como a los clásicos, hay que leerlo o escucharlo varias veces y si tenemos paciencia también hay que escucharlo al revés, como los discos de Led Zeppelin o de los Beatles de los que nos juraban los colegas que escondían mensajes satánicos. Por eso otros pasajes pueden quedar oscurecidos por el resplandor que transmiten el amor y los pajaritos. No es justo, porque al final pueden pasar desapercibidos contenidos esenciales para entender los fundamentos del nacionalismo canario ultraperiférico, sobre todo porque sus aportaciones también son formales, empleando unos recursos sintácticos que harían flipar a los evaluadores del informe PISA. Como la parte en la que el Presidente, visiblemente emocionado, explica: Me parece sumamente importante desde el punto de vista por lo que significa una cultura, por lo que significa para nosotros como un elemento identitario canario cuando ponemos en valor por ejemplo...el canario, una cosa de las nuestras.

Todo esto y mucho más dijo Paulino improvisando ante la atenta mirada del presidente del Cabildo tinerfeño, del que no sabemos si se llevó el primer premio de la exposición, porque si hubo algún canario que mantuvo la postura ante el enigmático discurso del presidente -no sin grandes esfuerzos por no echarse unas risas- ese fue don Ricardo Melchior, quien también es una cosa de las nuestras. Paulino, todo hay que decirlo, está intentando llenar el enorme  vacío que le dejó Rita Martín, exconsejera islandesa de Turismo, como improvisadora institucional; la misma que, en un acto de remodelación de la casa de la saga Millares-Sall, se mandó un emotivo discurso sobre la importancia de la sal en la dieta canaria porque nadie le advirtió que Sall era un apellido.

No queda claro, no obstante, si para ser solidario es necesario, al mismo tiempo, estar enamorado y cuidar los pajaritos, o si solo cumpliendo uno de los requisitos podemos acceder al reino de la justicia. La Parábola de Los Pajaritos debe de ser reinterpretada, pulida, perfeccionada. Porque también es duro que, por descarte, alguien a quien le guste los podencos y que la piba lo haya mandado a freír chuchangas no tenga sitio en el mundo de los justos.


lunes, 29 de octubre de 2012

La "Plaza de los Demócratas" y Fuerteventura en el corazón


Mañana, día 30 de octubre, nuestras gloriosas autoridades tendrán a bien inaugurar un dique en la Avenida Marítima de Puerto Cabras al que denominarán Paseo de Los Demócratas. Se trata de un acto político que intenta esconder la alevosa y cuasi nocturna desaparición del nombre de la Plaza de los Demócratas, que desde 1995 rendía homenaje a los deportados por el Contubernio de Múnich y a todas las personas que habían luchado por la democracia en Canarias y en el Estado español.

La familia Miralles, hijos e hijas del deportado Jaime Miralles, ha declinado la invitación para asistir al acto dado que considera que la mejor manera de homenajear a los deportados sería la de mantener el nombre del espacio público que los partidos CC,PP,AMF y PPF decidieron suprimir.

Aunque La Pejiguera solo ha publicado hasta el momento artículos elaborados por su autor, don Pedro Pablo Miralles -catedrático de Derecho Internacional Privado, e hijo del deportado Jaime Miralles- nos ha solicitado la publicación en nuestro blog del artículo que ahora pueden leer y que, más que buscar la polémica, pretende homenajear a Fuerteventura por el trato hospitalario que siempre le ha brindado a los foráneos -deportados o no- que han hecho de esta isla su residencia temporal o definitiva.

Agradecemos a don Pedro Miralles la mención personal que nos hace (y de la que fuimos incapaces de poder disuadirlo para que la eliminase) y por su confianza en utilizar La Pejiguera como ventana de expresión libre.


La "Plaza de los Demócratas" y Fuerteventura en el corazón

Pedro-Pablo Miralles Sangro*

Paradoja de la historia, en tiempos de grave crisis social, política y económica, se cumple este año el 50 aniversario del Congreso del Movimiento Europeo celebrado en Munich en 1962, al que asistieron cerca de 120 españoles demócratas del “interior” y del “exterior” (exiliados republicanos). Allí se acordó que España no podría ingresar en las Comunidades Europeas, hoy Unión Europea, mientras se mantuviera la dictadura del general Franco, que negaba las libertades políticas, los derechos humanos y la democracia. Un número elevado de los asistentes fue represaliado con la deportación, el exilio y todo tipo de persecuciones. A Fuerteventura fueron deportados Fernando Álvarez Miranda y, los hoy fallecidos, Jesús Barros, Joaquín Satrústegui, y Jaime Miralles.

El 22 de abril de 1995, por acuerdo adoptado por unanimidad del pleno del Ayuntamiento de Puerto del Rosario, presidido por Eustaquio Santana Gil y siendo Presidente del Cabildo José Juan Herrera, se inauguró la “Plaza de los Demócratas”, “como homenaje a todos aquellos demócratas que, en tiempos difíciles de nuestra Historia difundieron la democracia”, con especial recuerdo a los cuatro deportados del Congreso de Munich. La citada plaza está situada en espacio público, contigua a la parte trasera de la parroquia de Nuestra Señora del Rosario. El Ayuntamiento construyó unos locales anexos de la parroquia, la pintó, colocó un reloj en su torre, una campana nueva, pavimentó el terreno y arregló su entorno. Desde entonces, la “Plaza de los Demócratas” es un homenaje a todos los demócratas majoreros - de Puerto del Rosario al Puerto de la Peña y de Corralejo a Punta Jandía-, por haberse solidarizado con todos los represaliados que han pasado por Fuerteventura, en tiempos de la dictadura de Primo de Rivera, en la II República y durante la dictadura franquista. Ese homenaje a todos los demócratas de Fuerteventura lo viene recordando con acierto el movimiento 15-M de la isla.

Todos saben que Puerto de Cabras, hoy Puerto del Rosario, fue el lugar a donde fueron deportados en 1924, Miguel de Unamuno y Rodrigo Soriano. Muy pocos saben que en 1932, fueron desterrados en Fuerteventura ocho destacados anarquistas, entre otros, Ascaso, Durruti, Ordaz y Prieto, que Llegaron a puerto después de una larga y penosa travesía en las bodegas del “Buenos Aires”. Todavía se sigue ocultado para la historia que, desde 1954 a 1966, se instaló en el corazón de la isla el campo de concentración de Tefía, para trabajos forzados de los castigados por la ley de vagos y maleantes, con especial violencia contra los homosexuales “para lograr su regeneración”. Baste citar al pintor Octavio García o a Juanito el Pionero. Son estremecedoras las palabras del escritor Juan Curbelo, antes de morir, al citado pintor canario: “Octavio, cuenta lo que hemos pasado para que el mundo se entere”. Y este ha dejado constancia escrita, entre otros, del siguiente testimonio: “sólo faltaban las cámaras de gas. Era igual que Auschwitz o Ravensbrück, con calabozos sucios y una bombilla amarillenta en el techo. Me quedé en 50 kilos, todo el día picando y acarreando piedras y agua, comiendo batatas y chicharros llenos de gorgojos”.

Ahora, en tiempos de crisis provocada por poderosos y especuladores, con  movilizaciones sociales de gran envergadura en todo el país contra los recortes, con un aumento paulatino del desempleo, de forma singular en Canarias, resulta que por las presiones de Miguel Ángel Lantigua, actual párroco de Nuestra Señora del Rosario, el Ayuntamiento de esta ciudad, presidido por Marcial Morales, con el apoyo del Partido Popular, el Partido Progresista Majorero y las Asambleas Municipales de Fuerteventura, y con el voto en contra del Partido Socialista Obrero Español, ha tenido la ocurrencia de acordar la desaparición de la “Plaza de los Demócratas”. En España la Iglesia Católica sigue mandando mucho y la mayoría de las fuerzas políticas obedecen ¡Con la iglesia hemos topado, querido Sancho! Después, ante la situación creada, las autoridades municipales han decido dedicar a los demócratas un paseo de la ciudad al que ignoro el nombre que le darán y su ubicación.

Autoridades de la península e insulares, inaugurarán el mencionado paseo el próximo 30 de octubre, en sustitución de la “Plaza de los Demócratas”, dedicada, entre otros, a cuantos majoreros se solidarizaron con los represaliados, sin distinción de ningún tipo: Carlos Suárez; Manolo González y Hortensia Pérez, farmacéuticos, y sus hijos; Matías Gonzalez, que después fue Alcalde Puerto del Rosario; la maravillosa “muchachada”, Nicanor, Siro y Marcelino (“el Meca majorero”) López Meilán, Pedro Navarro, Domingo Berrias, José González, Juan Antonio Gutiérrez, José Morera y otros, así como sus respectivas familias; los trabajadores de los hornos de cal, en particular el conocido como el de los Berrieles y, entre ellos, Victoriano de Armas Fajardo, Lucas Darias y hoy su nieto Juan Jesús, y sus familias, Juan Antonio Espinosa; todos los asistentes al tradicional “Mentidero” del malecón; Juan Caba; familia Castañeyra; los médicos José María Peña y Arístides Hernández y su mujer, África; Heliodoro Pérez y su mujer; Juan Pedro de Mínguez; Julio Meléndez; el capitán del “Marte”; Fernando Llamas, capitán del “La Palma”; el párroco Juan Marrero; Carlos González; la entrañable familia Gordillo, Pedro; el tradicional y acogedor hotel de Andrés Valerón, y su hijo, también Andrés; el sargento de aviación del aeropuerto, tan aficionado a la música; Ignacio Taboada Martínez de Irujo, comandante de Iberia; el ejemplar maestro Jesús Giráldez, majorero de adopción; bares populares como “El Tinguaro" y Manuel Zapatero; Octavio García; Juanito el Pionero; Raimundo Rodríguez: y un número considerable de feligreses de la parroquia de Nuestra Señora del Rosario, de entonces y de ahora. Mis disculpas a cuantos no cito por falta de espacio y porque la memoria va fallando.

Que nadie se lleve a engaño, comparada esta cuestión con las dificultades y problemas sociales que atraviesan Fuerteventura y Canarias, con la supresión de la “Plaza de los Demócratas”, además de un disparate político y social de gran calado, las autoridades  han convertido el asunto en una peculiar maniobra de distracción en su beneficio. Pero la historia es tenaz y no se puede cambiar. Todos sabemos que hoy, los problemas importantes de  Fuerteventura no son cuestión de toponimia callejera, de azulejos, de nuevos paseos o de inauguraciones.

Reitero que el homenaje a los demócratas majoreros y a los que por sus tierras pasaron desterrados o presos, seguirá estando en la “Plaza de los Demócratas”. Todos ellos llevaron, llevan y llevarán siempre a Fuerteventura y Puerto del Rosario en el corazón.


_____________
Catedrático de derecho internacional privado., es uno de los hijos del deportado en Fuerteventura en 1962 D. Jaime Miralles.


jueves, 27 de septiembre de 2012

Un río de mierda

El Ayuntamiento de Puerto del Rosario impulsa desde hace un tiempo una magnífica campaña publicitaria denominada Apadrina un árbol. En su información pública el Ayuntamiento presume de haber recibido dos veces la Escoba de Plata, otras dos veces la Bandera Verde y el prestigioso, aseguran, Premio Ciudad Sostenible. Las instituciones y los medios de persuasión cuentan una realidad contraria a la realidad existente. No tenemos ni idea de cuáles son los organismos que conceden estas distinciones pero con toda seguridad nunca han estado en la capital de Fuerteventura y, muchos menos, en sus espacios naturales.

El barranco de Río Cabras tiene su nacimiento en la cabecera del pueblo de Casillas del Ángel aunque es a partir de Tesjuates cuando el barranco se profundiza. Su nombre, registrado desde hace siglos, hace mención al caudal permanente de agua que discurre por su cauce, incluso en años maldecidos por la sequía, como el actual. Su aprovechamiento también ha sido histórico. Poblados y manifestaciones rupestres preeuropeas recorren las lomas y los cuchillos que le dan amparo. Y algunos acuerdos del Antiguo Cabildo también testimonian su importancia: la fuente de Río Cabras debía de ser limpiada (por los vecinos de la banda de Guize) cada ocho días. Era de obligado cumplimiento y se condenaba con multas y hasta días de cárcel a quienes se inhibieran. La fuente de Río Cabras estaba dividida en compartimientos llamados cajas, una para los camellos, otra para las cabras y ovejas, otra para las yeguas, otra para las vacas y otra para las personas. La labor de mantenimiento era especialmente importante entre los meses de abril y junio quedando preparada para la sed del verano. Su importancia queda también constatada porque en 1899 se creó la sociedad La Esperanza para la explotación y aprovechamiento de sus aguas. 

Con posterioridad se construyeron varias represas y presas en su cauce que hoy, colmatadas por las tierras de arrastre, quedan como humedales donde especies migratorias y autóctonas encuentran un ecosistema ideal para descansar, nidificar y cazar. Un lugar privilegiado para la observación de aves donde los guirres, las aguilillas, los cernícalos y los cuervos comparten espacio con las cigüeñuelas, las fochas, los tarros canelos, las garzas, los camachuelos trompeteros o las lavanderas. 


Cuando se tomaron estas fotografías (febrero de 2012) el cauce del barranco y algunas de sus laderas estaban colmatadas de basura, sobre todo de bolsas de plástico. Se puso en conocimiento de las  autoridades municipales y se nos aseguró que se pondría solución. A día de hoy la situación es peor y el espectáculo que ofrece el tramo medio e inferior del barranco es, como pueden comprobar en las siguientes fotografías, lamentable, vergonzoso, insalubre, nauseabundo: un río de mierda. 

Más lamentable es saber que la basura ha llegado hasta allí procedente del vertedero de Zurita al que algún iluminado en títulos pomposos bautizó, ni más ni menos, como Complejo Medioambiental. Es decir, usted se toma la molestia de separar sus residuos y los deposita en el contenedor correspondiente. Alguien, que además hace negocio con sus residuos, los lleva al vertedero y una parte nada insignificante de sus corchos, cartones y sobre todo plásticos, acaban en el fondo del barranco. La concienciación ciudadana es inversamente proporcional a la gestión institucional. La Escoba de Plata la podrían utilizar para barrer el barranco y sus miserias.

Pero, en honor a la verdad, hay que reconocerle a las instituciones su interés por mantener limpio ese espacio natural. En algún momento del pasado se tomaron la molestia de limpiar parte del barranco. Seguramente para que conste su ímproba labor dejaron varios sacos con basuras a la sombra de los tarajales. Así que solicitaremos formalmente al Ayuntamiento que nos conceda el privilegio de apadrinar este ejemplar, un extraordinario tarajal de cuyas ramas y raíces nacen plásticos con la misma facilidad con que la política local recibe premios medioambientales. 


domingo, 16 de septiembre de 2012

Fuerteventura: Reserva de Red Eléctrica

Red Eléctrica Española (REE) presentó en marzo un proyecto para la instalación de una nueva Línea -aérea- de Alta Tensión (132kv) que uniría la subestación de Puerto del Rosario con la de Gran Tarajal. Se trata de la primera fase de un monumental y desastroso proyecto que cruzaría la isla de norte a sur, desde Corralejo a Matas Blancas en el municipio de Pájara. Básicamente, el proyecto consiste en la instalación de más de 300 torres de hasta cincuenta metros de altura a lo largo de sus más de 100 kilómetros de extensión, atravesando cinco de los seis municipios majoreros (Betancuria escapa por los pelos), por suelo rústico de incuestionable valor paisajístico y, en algunos tramos, cercanas a lugares poblados. La empresa solicita, al mismo tiempo, que el proyecto sea declarado de interés general por el Gobierno de Canarias y su justificación, en palabras de la compañía, vendría dada "como consecuencia del elevado crecimiento de la demanda (se supone que eléctrica) de Fuerteventura".

Una extraña compañía

La REE es una empresa singular y extraña, no es ni pública ni privada al mismo tiempo que es privada y pública. Como empresa privada tiene accionistas y cotiza en bolsa, pero como empresa pública tiene el monopolio español para el transporte de energía, el Estado tiene una participación del 20% (a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) y su presidente y consejeros son elegidos en virtud de su militancia política. Entre julio de 2004 y marzo de 2012 fue su presidente Luis Atienza, socialista y ex ministro de Agricultura con Felipe González. En la actualidad es José Folgado quien, hasta su designación como presidente de REE, era alcalde por el Partido Popular del municipio madrileño de Tres Cantos y que con anterioridad fue secretario de Estado -entre 1996 y 2004- con José María Aznar.

Su extraña conformación, por tanto, la hace temible: busca los mayores beneficios para sus accionistas como empresa privada y tiene el amparo político y administrativo -a través de su régimen monopolístico y de su dirección militante- del Estado. Solo conociendo ese vínculo, a través del cual el Estado trabaja para la rentabilidad de la empresa privada, se puede entender la inaudita gestión que del proyecto está haciendo la Vicenconsejería de Industria del Gobierno de Canarias. Sirva como ejemplo que las decenas de alegaciones que personas y colectivos de Fuerteventura han presentado contra este atentado social y medioambiental (las alegaciones presentadas, por ejemplo, por la Asociación Vecinal de Tiscamanita "El Tabaibe" fueron acompañas por más de 500 firmas) y dirigidas a la administración competente no están siendo contestadas por esta, la cual, quitándose el muerto de encima, se las ha remitido a la REE, que es la que contesta a las alegaciones ciudadanas. Es como si las alegaciones presentadas a la pretensión de agujerear Tindaya no las contestara el Gobierno de Canarias sino directamente las familias Chillida y Ordóñez.

Una agenda oculta

El proyecto de atravesar Fuerteventura con una nueva línea de Alta Tensión (la actualmente existente de 66kv no desaparecía) no tiene justificación, por lo menos en los términos en que la compañía solicita su declaración de interés general. Es sorprendente que un proyecto de tal magnitud no incorpore ningún dato sobre esa supuesta deficiencia del transporte de energía en la isla. Entre los miles de folios que conforman el expediente solo una frase vacua ("como consecuencia del elevado crecimiento de la demanda") pretende servir como justificación. La frase, además de vacua, es falaz. Según los datos aportados por la propia compañía en su página web, Fuerteventura conoció un descenso del consumo eléctrico del 7'1% entre los años 2007 y 2009 y de un 2'63% entre el año 2009 y el 2010, último año en que la compañía ha hecho públicos los datos del consumo eléctrico insular. Además, recordemos, parte de la producción energética -contaminante- de Fuerteventura se trasvasa mediante conexión submarina a Lanzarote. Fuerteventura, por tanto, produce excedente energético y nada, dada la caída del sector de la construcción en la isla, parece indicar que la demanda pueda aumentar significativamente. Entonces, ¿a qué viene la pretensión de instalar una torreta de 50 metros de altura cada 300 metros a lo largo de la geografía insular? Es más que probable que exista una agenda oculta, escondida a la luz pública. Se sabe de las intenciones de REE de unir, con cable submarino, las islas de Fuerteventura y Gran Canaria y se especula con la posibilidad de que la futura central hidroeléctrica propuesta en las cumbres de Gran Canaria abastezca a Fuerteventura y Lanzarote. Pero también puede ocurrir que Fuerteventura se consolide como el territorio elegido para abastecer con producción convencional a las dos islas.

La instituciones en su laberinto

Pero creamos por un momento en los argumentos de la empresa: Fuerteventura necesita una nueva línea de transporte de alta tensión. Pero, ¿por qué aérea? La respuesta es económica: le sale más barato a la compañía. Y, entre el beneficio empresarial y el beneficio social, no hay color. Es aquí donde REE tiene un problema. El planeamiento territorial insular exige que cualquier nueva línea de transporte debe ser soterrada y anexa a los viarios. El propio Cabildo Insular, en acuerdo plenario aprobado por unanimidad de todos los partidos, ha manifestado su oposición al nuevo trazado aéreo. En igual sentido se han manifestado las corporaciones locales de Antigua, Tuineje y Puerto del Rosario. De ahí que la compañía haya solicitado al Gobierno de Canarias la declaración de interés general, una vieja y repetida argucia para saltarse cualquier condicionante legal que le impida hacer lo que le viene en gana. Está la pelota, por tanto, en el tejado del Gobierno canario.

Uno de los argumentos utilizados por Paulino Rivero para oponerse a las prospecciones petrolíferas en las aguas de Fuerteventura y Lanzarote ha sido que la decisión del ministro Soria y del Gobierno de España pretende ignorar la voluntad popular y los acuerdos de las instituciones locales, insulares y autonómicas. ¿Será coherente ahora el Gobierno de Canarias y respetará la voluntad popular de la ciudadanía majorera, de la legislación vigente y de los acuerdos de las instituciones majoreras?, ¿qué podrán aducir desde el Cabildo majorero si los mismos partidos que forman la mayoría en la institución (CC y PSOE) aprueban la declaración de interés general que solicita la REE al Gobierno de Canarias?

En breve lo sabremos. Pero hasta que esto ocurra es necesaria, una vez más, la movilización ciudadana. Hace algunos años miles de personas se manifestaron en Tenerife contra un proyecto similar que iba a atravesar algunos de los montes y espacios naturales más singulares de aquella isla. En esa ocasión la ciudadanía cogió con el pie cambiado a las instituciones y el proyecto se paralizó. También otra manifestación en Gran Tarajal consiguió paralizar el proyecto de una nueva central térmica en el Valle de Agando. Ante este nuevo proyecto cientos de vecinos y vecinas, afectados directamente por la instalación de las gigantescas torres ya están dando los primeros pasos con la realización de reuniones, presentación de alegaciones y recogidas de firmas. Pero ¿quién no se verá afectado en Fuerteventura por un proyecto que transformará cualquier visión de la isla en un entramado de cables y hierros para que una empresa rentabilice aún más sus enormes beneficios?

jueves, 30 de agosto de 2012

Disipar el humo, depurar responsabilidades

Dos comentarios se repiten como un murmullo continuo en La Gomera: el incendio nunca tuvo que adquirir tamaña dimensión y no hubo muertes de milagro. Sobre esto último solo hay que observar Valle Gran Rey después del incendio. El fuego descendió con una rapidez inusitada desde la cabecera del barranco, Guadá, hasta las zonas bajas de La Casa de la Seda y de El Guro. El fuego afectó a más de una treintena de casas pero pudo ser mucho peor. Las manchas negras del humo y las cenizas recorren ambos lados del barranco dibujando siniestramente el recorrido del fuego. La imagen más repetida es la de las blancas casas del barranco como supervivientes imposibles de un fuego que llegó hasta sus puertas. Paradójicamente la rapidez del fuego en esa zona hizo que este no tuviese tiempo a detenerse en las casas -muchas de ellas habitadas en el momento del incendio- y se desplazara de palmera en palmera, por el cañaveral del fondo del barranco, por los bancales secos y por los cultivos de frutales. Esa noche Valle Gran Rey pudo haber sufrido una tragedia humana comparable con el incendio del 84, cuando el fuego mató a veinte personas al pie del Roque Agando. Esta vez hubo suerte y -a pesar de que algunas casas fueron devoradas en su totalidad- no hubo víctimas humanas. Esa noche también se evidenciaron algunas miserias políticas: ausencia de protocolos (ni para esto sirvieron las muertes de los quemados del 84), descoordinación a todos los niveles institucionales, falta de medios y una lucha de egos que se dedicaron a instrumentalizar el incendio buscando réditos políticos aprovechando que el fuego pasaba por Valle Gran Rey.

Pero volvamos al primer comentario que está asumido por la población gomera: el incendio nunca tuvo que adquirir aquellas proporciones. Todavía sin apagar definitivamente, el fuego ha arrasado más de un 10% de la superficie insular. El incendio no se inició en el monte sino en las tierras abandonadas, antaño cultivadas, de su límite sur. Otra imagen es elocuente: en Igualero, El Cercado y Chipude quedan islotes verdes rodeados de negritud. Son las escasas fincas cultivadas de viñas que se salvaron mientras el fuego quemaba las fincas abandonadas que las circundan. Pero el momento crítico de esta historia de fuego fueron los días en que alguien decidió que el primer incendio estaba bajo control. Al rebajarse el nivel de emergencia los medios terrestres quedaron reducidos a su mínima expresión y los aéreos abandonaron la isla. Este fue un acto claro de negligencia política. Cualquier persona puede consultar en internet la predicción meteorológica de toda una semana de cualquier lugar del Estado con una exactitud casi horaria. El día 8 de agosto el incendio se daba por controlado, se rebajó el nivel de alarma y 80 efectivos de la UME abandonaron la isla. Ese día la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología era de temperaturas en ligero ascenso en las cumbres gomeras; la capital llegó a los 26º. Para el día 9 se predecía un nuevo aumento de temperaturas, en la Villa se llegaron a los 29º. Para el día 10 se predijo que en las cumbres gomeras las temperaturas podrían llegar a los 34º y se esperaban en esa zona vientos moderados con intervalos fuertes. Ese día, con esas condiciones que se preveían, se reavivó el fuego de un incendio que nunca estuvo controlado y entonces, cuando el fuego amenazaba a las zonas altas del sur (Igualero, El Cercado, Chipude y otros pagos) se volvió a subir al nivel 2 de emergencia. Y vuelta a empezar tras haber perdido casi tres días valiosísimos para apagar definitivamente el incendio.

Es bastante probable que el incendio haya sido intencionado y no es menos cierto que el abandono de las tareas agrícolas convierten los campos en yescas preparadas para ser bombas incendiarias. También es incuestionable que la sequía de este último año ha sido especialmente dura en La Gomera y en Canarias en general. Pero, precisamente por esas razones, la vigilancia contra los incendios se debería redoblar y no recortar. Pero, una vez iniciado el fuego, lo que hacen falta son medios y cordura, dos aspectos que han brillado por su ausencia en el incendio de La Gomera.

Para el sábado día 1 de septiembre personas agrupadas bajo una plataforma ciudadana denominada La Gomera se mueve han convocado una manifestación en la capital de la isla exigiendo que se depuren responsabilidades. Se trata de un paso al frente colectivo no exento de dificultades en un territorio donde el clientelismo político y las relaciones laborales-institucionales actúan como frenos a las reivindicaciones ciudadanas. Pero las presiones y trabas que ya han comenzado para evitar que la manifestación sea un éxito es probable que esta vez no tengan su efecto. La gente está realmente indignada: la inoperancia institucional dejó que se quemara la isla y muchas personas están vivas de milagro.

Aquí les dejo una interpretación alternativa de los hechos que circula por internet: 


miércoles, 8 de agosto de 2012

Chus, en huelga

Chus, agotadas todas las posibilidades que le niega el sistema, se ha plantado en un cruce de caminos: por arriba el Cabildo de Fuerteventura, enfrente la Delegación del Gobierno, más abajo el Ayuntamiento de Puerto Cabras. El espacio elegido es más que simbólico porque alguna (o todas)  de esas instituciones deberían garantizarle los recursos necesarios para vivir. Y, en medio de ese cruce, vigilando a las instituciones y a la propia Chus, está la oficina principal de Bankia en la isla, ese sumidero al que va todo el dinero que le correspondería a Chus y a los rostros de la pobreza.
            
 Chus le pone cara a la estadística. Es una de las más de cinco millones de personas paradas del Estado, una de las casi trescientas mil que en Canarias no recibe un salario, una de ese 35% de personas desempleadas de Fuerteventura. Chus no solo no tiene curro, tampoco recibe ninguna prestación social que le asegure la existencia. Técnicamente es una excluida: no cotiza, no consume, no percibe.
             
Chus está en huelga de hambre y va en serio. Lo ha meditado detenidamente. Le quedaba la posibilidad de acogerse a la caridad o de agarrarse a las ofertas amistosas pero su conciencia no la dejaba. Chus sabe que tiene derecho vivir dignamente, sin avergonzarse en las colas caritativas, sin sentirse intrusa en la vida de sus amistades. La suya es una decisión política y no está dispuesta a esconderse. A Chus le sobra coraje y responsabilidad. Cada cual toma sus decisiones y Chus no   pretende dar ejemplo. Pero, ¿qué pasaría si todas las personas excluidas hicieran visibles, como Chus, su cara llena de vida, sus manos de trabajadora, su mirada que interroga, su lengua que cuestiona, su corazón que comparte hasta el vacío de un hambre impuesto por el sistema?, ¿se atreverían las noticias a considerarlas cifras que suben y bajan según meen los mercados? ¿Qué haríamos nosotros?

          

domingo, 5 de agosto de 2012

Repsol roba... Y también amenaza


Desestimados dueños de Repsol: el día 23 de julio tuvieron a bien remitirle al minero don Víctor Herrera Canga una carta amenazante instándole a que rectificara sus declaraciones públicas y publicadas. Don Víctor, en un arranque de sinceridad, dijo lo que muchas personas pensamos, a saber, "que Repsol es una multinacional capitalista que se aprovecha de allá donde va y que roba todo lo que puede". En la carta -compulsada en notaría- le dan tres días improrrogables para que se desdiga  porque sus declaraciones le han causado un daño a la reputación y al buen nombre de esta compañía. Amenazan, si no se retracta el hombre, con denunciarlo por calumnias o injurias.

Hay que tener poca vergüenza. Ustedes, que están denunciados por los más diversos y atroces atropellos contra la vida del Planeta; ustedes, que derraman contaminación y muerte, que destruyen selvas, ríos y lagos; ustedes, que han desplazado a miles de indígenas de los sitios inmemoriales, de los lugares que han ocupado durante siglos y que su reputada compañía ha convertido en ciénagas inhabitables; ustedes, que han sustituido el sol de verdad por el logo corporativo, un sol de mentira como toda su asquerosa propaganda; ustedes, que destinan treinta millones de euros al año para comprar medios y opinión, denuncian a un obrero por ejercer la libre expresión.

Ustedes, que envenenan día tras día a la humanidad, que firman contratos con dictaduras, que han sido denunciados por financiar a grupos paramilitares, por esconder información, por denegar las indemnizaciones por los muertos en sus explotaciones; ustedes, que cada año obtienen miles de millones de euros de beneficios gracias a la explotación humana; ustedes, cuyo máximo patrón gana siete millones y medio al año, más de lo que ganaría cualquiera de sus trabajadores en varias reencarnaciones; ustedes, que nos mienten todos los días, se atreven a amenazar a un currante por decir la verdad.

Ustedes, que financian periódicos ultras, racistas y homófobos mientras presumen de ser una empresa de ética irreprochable; ustedes, a los que les da igual la democracia y la opinión popular; ustedes, a los que Argentina tuvo que expropiar porque la estaban saqueando; ustedes, que ahora han puesto los ojos, el dinero y las mentiras para robar el petróleo de Canarias y amenazarnos con sus desastres.

A ustedes les damos tres días, improrrogables, para que retiren la amenaza a don Víctor; pandilla de justicieros, cónclave de explotadores, caterva de matones, nido de sanguijuelas.
 

miércoles, 1 de agosto de 2012

Cuidado con los bulos


Corren por la red varios artículos críticos sobre el número de personas dedicadas a la política en el Estado español. Los artículos pretenden desmontar las cifras que circulan, también por la red, y que computan en más de cuatrocientos mil los cargos políticos. Quizás el artículo que más ha circulado en el ámbito canario ha sido el de Enrique Bethencourt, publicado en su blog La Tiradera y titulado 445.568 políticos y tres piedras. No es la de este periodista la única crítica sobre la cifra y su divulgación, pero prácticamente hay unanimidad en los argumentos: que la cifra es errónea, malintencionada, que su utilización es demagógica, que busca el descrédito de la actividad política y que por la red se difunden muchos bulos a los que la ignorancia le otorga verosimilitud.

El origen de la cifra maldita es un estudio publicado por el periódico digital El Aguijón basado en supuestas informaciones institucionales. Enrique Bethencourt y otros críticos hacen hincapié, acertadamente, en que las cifras no cuadran, como las que computan en 650 los cargos políticos en el Congreso y en el Senado cuando, en realidad, la cifra exacta es de 616. Otros apartados del estudio también parecen desmesurados. Pero los críticos como Bethencourt caen en el mismo error que el artículo que critican: no hacen bien las cuentas. Y no las hacen porque parten de un error de bulto, el de considerar exclusivamente como cargos políticos los cargos electos, error derivado a su vez de una concepción de la política hipermétrope, ese que considera que la política es la que se ejerce en las instituciones.

Volvamos a las cifras. Bethencourt extrapola los datos a la comunidad canaria y, basándose en un cálculo matemático en función del porcentaje de población, sostiene que el estudio concedería a Canarias unos 20.050 políticos cuando, según sus cuentas, son solo 1.675, total de la suma de parlamentarios, consejeros de Cabildos y concejales. Vaya. Según Bethencourt las Viceconsejerías o las Direcciones Generales no están ocupadas por cargos políticos y en sus críticos cálculos ni siquiera serían cargos políticos algunos miembros del propio Gobierno de Canarias que no son diputados y que han sido designados. Él mismo, que fue director general de Relaciones Informativas (sí, existe —o existió— una Dirección General de eso), no habría ejercido ese cargo como político. Imaginamos, por tanto, ya que se trata de un puesto de trabajo en la Administración, que se realizó una convocatoria pública a la que se pudieron presentar todos los profesionales del periodismo que quisieron y que fue su currículo profesional -y no la ideología ni la amistad- el que le reportó tan prestigioso cargo.

Si se siguen los cálculos de Bethencourt toda la Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad, por poner un ejemplo, estaría gestionada por un solo político, su Consejero (y porque en este caso es también diputado autonómico), entonces ¿quiénes están al frente de la Viceconsejería de Educación, de las dos Direcciones Territoriales, de las cinco Direcciones Generales, de la Inspección, del Instituto canario de Evaluación y Calidad Educativa y de las siete Oficinas Insulares del organigrama educativo institucional canario?;  ¿qué criterios se utilizan para designar la cantidad de asesores que acompañan a cada uno de esos cargos que Bethencourt borra del mapa político?;  ¿cuántos son? Sin contar a estos últimos, pasaríamos de un cargo político a  diecisiete en una sola Viceconsejería; los contracálculos no cuadran. ¿Qué son, en definitiva, los veinticinco puestos de confianza contratados por el Cabildo Insular de Fuerteventura durante esta legislatura?, ¿se han elegido tras un libre proceso selectivo?, ¿no pesa la militancia política, el nepotismo y el clientelismo?, ¿son necesarios?

No sabemos si son 20.050 los cargos políticos (incluyendo tanto a los electos como a los designados) que pululan por el universo institucional canario pero desde luego no son, ni de lejos, los 1.675 que certifica el periodista. Tampoco sabemos si son más de 400.000 los que viven de la política institucional en el Estado. No sabemos cuántos sobran porque ni siquiera podemos saber cuántos son. Aunque parezca increíble, es imposible cuantificarlos porque esta democracia adolece de transparencia, que es tanto como decir que adolece de democracia. Es cierto: por la red recorren muchos bulos y mucha demagogia. Tengan cuidado, porque a veces vienen camuflados de informaciones veraces.

miércoles, 25 de julio de 2012

La cruzada contra el piche

Toño Jiménez, alias el Fruti, tiene pinta de lobo de mar de los de antes. Barba bien poblada, arrugas causadas por el solajero, callos de tanto atar cabos y de bogar contra marea y un sombrero de paja que lo identifica como subcomandante de todos los veriles y aguas circundantes. También tiene la cabeza llena de ideas y el corazón repleto de ánimo. Toño está indignado, caliente como un chucho al que le han fastidiado la siesta en el fondo marino. A todas las indignaciones (¡qué les vamos a contar!) se le ha sumado la que le provoca saber que cualquier día de estos su Pardela Cenicienta puede ser abordada por un una plataforma petrolífera.

Bueno, en realidad, Toño piensa como piensa la mayoría de las personas que viven en Fuerteventura, en Lanzarote, en toda Canarias. Que nuestro mar lo queremos limpito, que lo queremos para bañarnos, para suspendernos en sus olas, para pescar, para mirarlo y olerlo con olor a mar. Eso lo entiende todo el mundo con dos dedos de frente y por eso lo ha entendido la ciudadanía que se manifestó en Canarias el 24 de marzo gritando ¡No a las petroleras! ¡Sí a las renovables!

El Fruti ha reciclado trozos de navegación, desechos de marejadas, restos de naufragios, y los ha reconvertido en una especie de trimarán indígena, mitad chalana, mitad vela latina. Un híbrido propulsado con energía humana y ventolera, dispuesto a cruzar desde La Graciosa a El Hierro en una ofensiva limpia contra el petróleo. Su primera intención era cruzar con su Pardela Cenicienta pasando de isla en isla, pero para que pueda cruzar el océano con su artilugio, el Fruti necesita más permisos que los que le piden a Repsol para instalar sus plataformas. Así que Antonio recorrerá la costa de cada una de la islas y meterá a su Pardela en el Ferry para atravesar parte de los mares. Pero en esta aventura necesita de tu apoyo, de nuestro apoyo colectivo.
 
Si el alisio le es propicio y no entra la calma chicha, Toño cruzará estas islas antipetrolíferas entre el 27 de julio y el 4 de agosto. Y en cada una de las islas necesita de apoyo logístico, pero sobre todo, emocional. Queremos que en cada tramo de costa el Fruti se sienta acompañado por barcos, barquillos o barcazas, en cualquiera de sus modalidades flotantes. Queremos que allá por donde pase la Pardela Cenicienta, muchas otras pardelas monten revuelo y griten a los vientos que ¡no queremos petroleras! 

 RECORRIDOS Y HORARIOS ESTIMADOS DE LA CRUZADA CONTRA EL PICHE

VIERNES, 27 DE JULIO  
Lanzarote 
8:00h.  Salida de la Graciosa.
11:30h.  Llegada a Arrecife.
16:00h.  Llegada a Playa Blanca.  
Fuerteventura
17:30h.  Llegada a Corralejo.
20:30h.  Llegada a Puerto del Rosario.

SÁBADO, 28 DE JULIO   
Fuerteventura 
7:00h.  Salida de Puerto del Rosario.
11:00h.  Llegada a Gran Tarajal.
14:00h.  Llegada a Costa Calma-Campeonato de Windsurf.  
Gran Canaria
19:30h.  Llegada a Las Palmas.

DOMINGO, 29 DE JULIO   
Gran Canaria
10:30h.  Salida de Las Palmas-Club Victoria.
14:30h.   Llegada a Agaete.  
Tenerife
22:00h.  Llegada a Santa Cruz.

LUNES, 30 DE JULIO  
Tenerife 
8:00h.  Salida de Santa Cruz.
11:00h.  Llegada al Puertito de Güimar.
15:00h.  Llegada a El Médano.
17:30h.  Llegada a los Cristianos.  
La Palma
21:00h.  Llegada a Santa Cruz de la Palma.

MARTES, 31 DE JULIO   
La Palma 
9:00h.  Salida de Santa Cruz de la Palma.
11:00h.  Llegada a las Salemeras.
14:00h.  Llegada a Fuencaliente.

MIÉRCOLES, 1 DE AGOSTO   
La Gomera 
6:30h.  Llegada a San Sebastián de la Gomera.
10:00h.  Salida de San Sebastián de la Gomera.
14:00h.  Llegada a Puerto Santiago.

JUEVES, 2 DE AGOSTO  
La Gomera 
9:45h.  Salida de San Sebastián de la Gomera.  
El Hierro
11:30h.  Llegada a El Puerto de la Estaca.
14:00h.  Salida de El Puerto de la Estaca.
14:00h.  Llegada al Parador Nacional de El Hierro.
18:00h.  Llegada a la Restinga.

VIERNES, 3 DE AGOSTO  
El Hierro
12:00h.  Paseo por la zona eruptiva.